Le sinthome, otra versi贸n de la tragedia

Pierre Rey:

La creaci贸n nunca se debe a la felicidad. Es el resultado de una carencia. Es el contrapeso de una angustia, y se inscribe en el vac铆o que hay que llenar con un deseo cuyo goce se espera y con el fracaso de su logro. Lo cual equivale a decir que s贸lo puede nacer de una frustraci贸n, la falta de goce. Incluso saqu茅 la conclusi贸n de que, desde el comienzo de los tiempos, toda la creaci贸n se conten铆a en los diez cent铆metros que separan la mano de un hombre del culo de una mujer. El hombre arde en deseos de poner su mano sobre ese culo. Si lleva a t茅rmino su adem谩n, si la mujer lo acepta, se encuentran en una cama y hacen el amor. Hay goce: nada se crea. Si no se atreve, enloquecido por la frustraci贸n, vuelve a su casa solo, compone La novena sinfon铆a, pinta El hombre del casco de oro, escribe La divina comedia o esculpe El pensador.

S铆ntoma: 1607, del lat铆n sympt贸ma. Tomado del griego symptoma, propiamente coincidencia, derivado de symp铆pto yo coincido, propiamente caigo conjuntamente (de p铆pto caigo). (Breve Diccionario Etimol贸gico de la Lengua Castellana, de Joan Corominas)

Lacan Seminario 23, El s铆ntoma, Lacan dice que:

le Sinthome es una manera antigua de escribir lo que ulteriormente se escribi贸 s铆ntoma. Y, al hablar de Joyce y su s铆ntoma, la escritura, nos hace percibir el sentido de su sentido l’茅langues, por donde supongo que entiende designar algo como la elaci贸n鈥

Elaci贸n: 1636, del lat铆n elatio, elevaci贸n, ampliaci贸n. (Breve Diccionario Etimol贸gico de la Lengua Castellana, de Joan Corominas)

De lo dicho, comienza una lectura posible: el sinthome caer谩 en otra versi贸n, m谩s primitiva, menos embrollada, para que sean posibles el goce y la creaci贸n. Y, entonces, se tratar谩 de ampliar ese discurso no dicho a煤n (por condensado, por desplazado), ese discurso del inconsciente que, poseedor de un sentido (dir谩 Freud), estructurado como un lenguaje (dir谩 Lacan) y en espera, nos advierte de algo no realizado, de algo que no es nacido, de algo que, en su origen verbal, no es acto pronunciado. Ampliar los significados del discurso para un savoir faire, para un saber hacer con el inconsciente, el s铆ntoma. Es decir, con el Otro.

Recorriendo la historia, hallamos las pistas de esa letra que, indicando lo que no cesa de no escribirse (en todos sus sentidos), da en el blanco, en la carne y en el alma, del sujeto.

Seg煤n una regla鈥 un s铆ntoma significa la representaci贸n -realizaci贸n- de una fantas铆a de contenido sexual y, por tanto, de una situaci贸n sexual. O mejor dicho, por lo menos uno de los sentidos de un s铆ntoma se refiere siempre a una fantas铆a sexual, en tanto que para sus dem谩s significaciones no existe tal limitaci贸n de contenido. (An谩lisis fragmentario de un caso de histeria ‘Caso Dora’, Freud)

S. Freud La interpretaci贸n de los sue帽os, Freud

El s铆ntoma no es simplemente la expresi贸n de un deseo inconsciente realizado pues para su formaci贸n tiene que concurrir adem谩s un deseo preconsciente que halle tambi茅n en 茅l su realizaci贸n, resultando as铆 doblemente determinado por lo menos, o sea una vez por cada uno de los sistemas en conflicto.

Dice S. Freud (Lecci贸n XXIII, Freud)

Como el sue帽o presenta el s铆ntoma algo en estado de realizaci贸n, procurando una satisfacci贸n al modo infantil; pero mediante una condensaci贸n llevada al 煤ltimo extremo puede esta satisfacci贸n quedar limitada a una sola sensaci贸n o inervaci贸n, y mediante un desplazamiento igualmente extremado puede asimismo quedar restringida a un peque帽铆simo fragmento de todo el complejo libidinoso.

Freud, Inhibici贸n, s铆ntoma y angustia

El s铆ntoma ser铆a, pues, un signo y un sustitutivo de una expectativa de satisfacci贸n de un instinto, un resultado del proceso de la represi贸n鈥 el yo no ha creado el s铆ntoma sino precisamente para gozar de sus ventajas鈥 por aportarle una satisfacci贸n narcisista inaccesible de otro modo.

Lacan, Seminario 1, Los escritos t茅cnicos de Freud

El s铆ntoma se nos presenta primero como una huella, que nunca ser谩 m谩s que una huella, y que siempre permanecer谩 incomprendida hasta el momento en que el an谩lisis haya avanzado suficientemente, y hasta el momento en que hayamos comprendido su sentido. Puede entonces decirse que, as铆 como la Verdr盲ngung (represi贸n) no es nunca m谩s que una Nachdr盲ngung (represi贸n posterior -porque no viene del pasado sino del porvenir-), lo que vemos bajo el retorno de lo reprimido es la se帽al borrosa de algo que s贸lo adquirir谩 su valor en el futuro, a trav茅s de su realizaci贸n simb贸lica, su integraci贸n en la historia del sujeto. Literalmente, nunca ser谩 sino algo que, en un momento determinado de realizaci贸n, habr谩 sido.

Para incluir una digresi贸n acerca de la realizaci贸n de deseos de Freud y lo no realizado de Lacan, har茅 alusi贸n a lo que, como punto de partida, he se帽alado. Una realizaci贸n de deseos es una estructura en torno a una lalengua a煤n bien dicha, es la repetici贸n de su tono. Su maldici贸n/mala-dicci贸n, estar谩 escrutando los resquicios de su posibilidad, tambi茅n paradojalmente imposible, en el texto del an谩lisis. Porque cuando la satisfacci贸n sexual es la andanza necesaria, no es la ca铆da, en conjunci贸n, lo que se apresura. Es decir, cuando la satisfacci贸n sexual (infantil) alcanza a colmar, no hay suficiente frustraci贸n (por m谩s que el ingreso al lenguaje la conlleve) y, por ello, no hay ninguna Divina Comedia鈥 Porque, como dir谩 Lacan en La l贸gica del fantasma: La verdad sexual es exigente, vale m谩s ah铆 satisfacer un poco, desde el punto de vista de la satisfacci贸n, al s铆ntoma podemos concebirlo como m谩s satisfactorio que la lectura de una novela policial. Hay m谩s relaciones entre un s铆ntoma y un acto sexual que entre la verdad y el no pienso fundamental鈥 No por azar, el ejemplo de la lectura se hace presente. El s铆ntoma no le铆do es un libro cerrado. Un saber en espera. En espera de la palabra que, extra铆da de lalengua, imponga la censura al mal-estar.

Lacan, Seminario 2, El yo en la teor铆a de Freud y en la t茅cnica psicoanal铆tica

鈥 el s铆ntoma es en s铆 mismo, de punta a punta, significaci贸n, esto es, verdad, verdad puesta en forma. Se distingue del indicio natural por el hecho de que ya est谩 estructurado en t茅rminos de significado y significante, con lo que esto implica, o sea el juego de significantes. En el interior mismo de lo dado concreto del s铆ntoma, ya hay precipitaci贸n en un material significante. El s铆ntoma es el rev茅s de un discurso.

Lacan, Seminario 7, La 茅tica del psicoan谩lisis

El s铆ntoma es el retorno por v铆a de sustituci贸n significante de lo que est谩 al cabo de la Trieb, de la pulsi贸n, como su fin. Y es aqu铆 donde la noci贸n y la funci贸n del significante adquiere todo su peso y su alcance: es imposible distinguir de otro modo lo que Freud considera como el retorno de lo reprimido, de lo que lo distingue como modo de satisfacci贸n posible de la pulsi贸n, es decir, esta paradoja de que la pulsi贸n pueda encontrar su fin en un lugar diferente del que es su fin, y sin que se trate all铆, de esta sustituci贸n significante que es la que constituye la estructura sobredeterminada, la ambig眉edad, la doble causalidad fundamental de lo que llamamos el compromiso simb贸lico.

Si el s铆ntoma es significante, pero mudo para el sujeto que se supone que habla; si es su goce, pero excluido; debemos sospechar que lo que esconde es un valor. Y ese valor es un valor de verdad. Verdad, en espera dije, en espera de conquistar una dimensi贸n de intercambio. Ya que, desde su fijeza, es un valor demasiado 煤til. (Por ello, la raz贸n de su resistencia al abandono.)

Lacan, Seminario 5, Las formaciones del inconsciente

鈥 lo que Freud ha aprendido de los s铆ntomas, cualesquiera que sean, tr谩tense de s铆ntomas patol贸gicos, o de lo que ha interpretado, en lo que representaba hasta ah铆, de m谩s o menos irreductible en la vida normal, a saber el sue帽o, por ejemplo, es siempre esencialmente un deseo. Mucho m谩s a煤n, en el sue帽o por ejemplo, no nos habla simplemente de deseo, sino de cumplimiento de deseo, y esto no debe dejar de asombrarnos, a saber, que es precisamente en el sue帽o que habla de satisfacci贸n de deseo. Indica, por otra parte, que en el s铆ntoma mismo, hay algo que se asemeja a esta satisfacci贸n, pero esta satisfacci贸n, creo que ya es remarcar demasiado su car谩cter problem谩tico, puesto que es tambi茅n una satisfacci贸n al rev茅s.

De los 煤ltimos a帽os de Lacan, puedo destejer la trama subversiva de su teor铆a, la luz sobre el s铆ntoma freudiano. Se trata de la suposici贸n. Una su-posici贸n que no albergue al padre como s铆ntoma, sino al N-del-P como sinthome. Un cuarto nudo que, en su duplicidad, ofrece un ocho, interior. Elisi贸n, spaltung, herida que hace distancia entre el objeto a y la identificaci贸n. (Dicho esto, para relacionar aquello que no es alcanzado pero que es motor de su marcha, es decir causa. Un deseo puntuado, hecho de puntadas, de heridas punzantes鈥)

Lacan, Seminario 23

鈥a ex-sistencia del s铆ntoma, es lo que est谩 implicado por la posici贸n misma, la que supone ese lazo de lo Imaginario, de lo Simb贸lico y de lo Real, enigm谩tico鈥 Es preciso que en alguna parte hagamos el nudo, el nudo de lo Imaginario y del saber inconsciente, que aqu铆 en alguna parte hagamos una costura, todo eso para obtener un sentido, lo que es el objeto de la respuesta del analista a lo expuesto por el analizante a lo largo de su s铆ntoma. Cuando hacemos esta costura, al mismo tiempo hacemos otra鈥 entre, precisamente, lo que es s铆ntoma y lo Real, es decir que, por alg煤n lado, le ense帽amos (鈥) a coser鈥 a hacer costura entre su s铆ntoma y lo Real par谩sito del goce, lo que es caracter铆stico de nuestra operaci贸n. Volver este goce (jouissance) posible, es lo mismo que lo que yo escribir茅: y’oigo-sentido (j’ouis-sens). Es lo mismo que o铆r (ouir) un sentido (sens). Es de sutura y de costura que se trata en el an谩lisis鈥 Encontrar un sentido implica saber cu谩l es el nudo, y coserlo bien gracias a un artificio.

Lacan, Seminario 11, Los cuatro conceptos fundamentales del Psicoan谩lisis

Detenida en la palabra artificio, hago de su sentido, arte y oficio. Arte como conjunto de preceptos para hacer bien algo, oficio como servicio y funci贸n. La funci贸n de hacerlo bien. 驴No es acaso la sublimaci贸n, lo que se liga a este elevar a lo alto? Esa es la elaci贸n. La sutura. Simplemente, la neurosis se hace distinta, se vuelve a veces simple achaque, cicatriz, como dice Freud, no cicatriz de la neurosis sino del inconsciente.)

Lacan, Seminario 24

El inconsciente ha sido identificado por Freud, no se sabe por qu茅, a lo mental. Es por lo menos lo que resulta del hecho de que lo mental es tejido de palabras鈥 De donde mi enunciado de que de real, no hay m谩s que lo imposible. Y es precisamente ah铆 que yo tropiezo. 驴lo real es imposible de pensar, si no cesa de escribirse? Hay ah铆 un matiz 鈥 yo no enuncio que no cesa de no decirse鈥 sino de no escribirse. Todo lo que es mental, al fin de cuentas, es lo que yo escribo con el nombre de sinthome, es decir signo. 驴Qu茅 quiere decir ser signo? Es respecto a eso que yo me rompo la cabeza鈥 He tratado en otra ocasi贸n de plantear lo que es la instancia de la letra鈥 驴Qu茅 es un signo que uno no podr铆a escribir? pues este signo, uno lo escribe realmente鈥

Lacan, Seminario 11, Los cuatro conceptos fundamentales del Psicoan谩lisis

El analizante, escribiente dial茅ctico e ignorante, hace marchar los trazos hasta el tope. Hasta toparse con aqu茅l que, en el lugar del SSS, anuda lo que es rechazo y escribe el descifrado. Un descifrado arrojado por el recorrido, acto plural, en la elaboraci贸n de esa relaci贸n opaca con el origen, con la pulsi贸n.

Lacan, Seminario 25

El an谩lisis no consiste en que uno est茅 liberado de sus s铆ntomas鈥 El an谩lisis consiste en que se sepa por qu茅 se est谩 enredado en eso: eso se produce debido a que hay lo Simb贸lico. Lo Simb贸lico es el lenguaje: se aprende a hablar y eso deja trazas. Eso deja trazas y, debido a eso, deja consecuencias que no son ninguna otra cosa que el s铆ntoma (sinthome), y el an谩lisis consiste 鈥揾ay con todo un progreso en el an谩lisis鈥 el an谩lisis consiste en darse cuenta por qu茅 se tienen esos s铆ntomas (sinthomes), de suerte que el an谩lisis est谩 ligado al saber鈥 El inconsciente es eso: es que se ha aprendido a hablar y que debido a eso uno se ha dejado sugerir por el lenguaje toda suerte de cosas.

Retomo lo que no cesa de no escribirse (en todos sus sentidos), y que da en el blanco, en la carne del sujeto: el s铆ntoma org谩nico. Una escritura m谩s visible que voraz. Un signo, tambi茅n, de dicho/a infinita. Un repliegue que esconde ese valor 煤til y que no se reproduce sino a cambio de un pago mayor, el de otro goce menos infantil.

Sami Ali Pensar lo som谩tico

La enfermedad, cualquiera sea su etiolog铆a, es una forma expresiva manifestada por otra forma expresiva, el cuerpo. Entre la expresi贸n y lo expresado, la relaci贸n es la que va del contenido manifiesto del sue帽o al contenido latente. La sintomatolog铆a org谩nica est谩 regida por las mismas leyes de transformaci贸n de lo latente en lo manifiesto. Pues, para Groddeck, el s铆ntoma org谩nico no es el hecho mismo sino aquello que coincide con el hecho鈥

Coincidencia delatora del presidio鈥. symp铆pto yo coincido. Coincidencia de significado y significante en grado 煤nico. Tormento re-querido. Acto por siempre repetido en procura de tan escasa satisfacci贸n. (En elaci贸n de Pierre Rey鈥 en ciertos casos, no importa si la mano est谩 anestesiada o si el culo est谩 demasiado fr铆o.)

De las consecuencias posibles de una buena costura entre el Imaginario y el Real (que no son m谩s que una) La divina comedia es un s铆mbolo prol铆fico. Historia un viaje en busca de una mujer y de un dios. En un modo final que los re煤ne. Historia un hombre que construy贸 el Infierno, el Purgatorio y el Para铆so en catorce mil versos, para hablar, a esa mujer, de amor. Historia un s铆ntoma, en letra universal, desde la frustraci贸n a la salvaci贸n. Un amor no correspondido (origen de ese malentendido fundante) siempre puede o fomentar salvaciones o condenar al mismo tormento in ritornello.

En los casos en que sucede lo que al protagonista, perdido en una selva oscura, frente de la entrada del infierno, una voz es invitaci贸n al ingreso. La voz identificada ser谩 su Virgilio (supuesto sabedor de Odiseas).

Pero, a煤n confesando cierto buen augurio (Eres mi maestro y mi autor), no decidir谩 su paso, hasta que el se帽uelo-argumento se presente: una Beatrice, i(a), le tender谩 la mano al final del pasaje.

Realizar lo Simb贸lico de lo Imaginario dar谩 la medida del atravesamiento. No es sino la mujer el otro nombre del arribo.