Contacto: Sede Belgrano. 11 de Septiembre 1071, Capital Federal. 011 4776 2797 | Sede Vicente López 011 152 459 0079

Unite a nuestro Facebook

© 2019

Opus

Departamento de cultura y eventos

Talum

Galería de arte de la Fundación CEP

Galería de arte de la Fundación CEP

Galería Marcel Duchamp

Homenaje a Julio Cortázar

Nació el 6 de agosto de 1914. En el mes de su nacimiento le rendimos homenaje.

Julio Cortazar en N.Y.

Dice Julio Cortázar:

Yo creo que desde muy pequeño mi desdicha y mi dicha al mismo tiempo fue el no aceptar las cosas como dadas. A mí no me bastaba con que me dijeran que eso era una mesa, o que la palabra madre era la palabra madre y ahí se acaba todo. Al contrario, en el objeto mesa y en la palabra madre empezaba para mí un itinerario misterioso que a veces llegaba a franquear y en el que a veces me estrellaba.

Eso es Cortázar… significantes que piden seguir el hilo. Un hilo que penetra en los enigmas… Cortázar dice, en Rayuela, el verdadero sueño se situaba en una zona imprecisa, del lado del despertar pero sin que él estuviera verdaderamente despierto.
Como si la verdad se situase entre el sueño y la vida despierta.

Al respecto, Lacan habla del golpe del despertar, del estar knocked.. De un golpe que llega, no a la percepción, sino a la conciencia. De un golpe que despierta a otra realidad. Esa otra realidad donde la verdad irrumpe. Esa otra realidad, inasible. Donde se sueña con el golpe… un golpe que no es sueño ni tampoco realidad.

Entonces, dice Lacan qué soy en ese momento –en ese instante, tan inmediatamente anterior y tan separado, en que empecé a soñar bajo ese golpe, que, según parece, es lo que me despierta? Lo soy, que yo sepa, antes de que me despierte. Soy en mi real. Y lo real hay que buscarlo más allá del sueño, en lo que el sueño ha recubierto, envuelto, escondido, tras la falta de representación.

Allí no hay representación. Allí no hay imagen. Allí no hay. Allí es. Por eso Lacan dice: lo real puede representarse por el accidente, el ruidito, ese poco de realidad que da fe de que no soñamos. Pero por otro lado, esa realidad no es poca cosa, pues nos despierta a esa otra realidad escondida tras la falta de lo que hace las veces de representación –el trieb, nos dice Freud.

Pero este espacio, esta otra localidad, este otro escenario, el entre percepción y conciencia es insostenible. Por ello enojoso accidente de la realidad, ante el cual sólo queda buscar remediarlo! De allí, la ciencia y la filosofía con sus certezas. Cortázar dice: Sólo en sueños, en la poesía, en el juego… nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos. Ya que si lo real es el entre percepción y conciencia, el resto es ilusión. Ilusión de lo que somos.

Decíamos que hay otra realidad escondida tras la falta de representación. Entonces, si no hay imagen, qué se ve?… nada… pero, si se mira? La mirada, dice Lacan, en cuanto el sujeto intenta acomodarse a ella, se convierte en ese objeto puntiforme, en ese punto de ser evanescente, con que el sujeto confunde su propio desfallecimiento. Por eso… la mirada se especifica como inasible.

Y no hay imagen ni hay palabra, ya que se trata de centrar al sujeto como sujeto que habla, justamente, en las lagunas del texto en el cual, a primera vista, parece estar hablando.

Allí se cae, se cae en un foso. En el juego del fort-da, el niño que juega con el carretel ante la desaparición de su madre, fija la atención en el punto desde donde ella lo ha abandonado, en el punto junto a él, que la madre ha dejado.

Ya no está allí la imagen de su madre. No hay imagen. Se ha introducido una hiancia, donde lo que cae no es el otro, en tanto figura donde se proyecta el sujeto, sino ese carretel que expresa la automutilación, la falta. La madre vino a crear, en el lindero del dominio del niño, un foso. Y, allí, con su objeto, salta el niño y empieza su cantilena. Y caerá en ese foso, desfallecerá.

Cortázar dice: no sé incluso si se cerraba una puerta detrás de mí, creo que sí, de hecho se establecía una separación entre lo ya soñado (perfecto, esférico, concluido) y el ahora… Lo más asombroso es acordarme también de haber soñado que me olvidaba del sueño anterior, y de que se sueño TENIA que ser olvidado (ya expulsado de su esfera concluida)… Todo eso tendrá, me imagino, una raíz edénica… y llora (porque el gesto es también el que acompaña al llanto) cuando se da cuenta de que es inútil, que la verdadera condena es eso que ya empieza: el olvido del Edén…

Es como si nos hablara de aquel paraíso que está perdido para siempre, donde estaban todas las representaciones, y el ahora, la falta, la automutilación, el agujero.
Y entonces… la escritura, su escritura… demandando ese juego de investigación, evocando esa búsqueda…

Encargo

No me des tregua, no me perdones nunca.
Hostígame en la sangre, que cada cosa cruel sea tú que vuelves.
¡No me dejes dormir, no me des paz!
Entonces ganaré mi reino, naceré lentamente.
No me pierdas como una música fácil, no seas ni caricia ni guante;
tállame como a un sílex, desespérame.
Guarda tu amor humano, tu sonrisa, tu pelo. Dálos.
Ven a mí con tu cólera seca de fósforo y escamas.
Grita. Vomítame arena en la boca, rómpeme las fauces.
No me importa ignorarte en pleno día,
saber que juegas cara al sol y al hombre.
Compártelo.

Yo te pido la cruel ceremonia del tajo,
lo que nadie te pide: las espinas
hasta el hueso. Arráncame esta cara infame,
oblígame a gritar al fin mi verdadero nombre.

Así, en París, en ese momento que abarca el entre un año y otro (1951/1952), en ese agujero que cierra y abre las puertas de los infiernos de la incertidumbre, él encarga, si vale la lectura poética, a esa mujer de la palabra que no cese de escribir lo que no se puede, lo que nunca puede sino sólo gritarse… Es la escritura la que reclama un grito, es Cortázar el que pide un susurro, es, en ese encuentro imposible, donde los diálogos con su pluma nos llevan a la fascinación de lo que puede hacerse cuando se tira de una palabra hasta sus últimas consecuencias…

Así, entonces, entre los episodios que hacen la realidad y esos otros, que hacen la otra realidad, la de la obra, vemos la marcha de su deseo de saber…

1914

Nacimiento de Julio Florencio Cortázar, hijo de Julio Cortázar y María Herminia Scott. Mi nacimiento (en Bruselas) fue un producto del turismo y la diplomacia, declaró años después. En ese entonces Bruselas estaba ocupada por los alemanes.

1916

La familia Cortázar se instala en Suiza, donde aguarda el fin de la Primera Guerra Mundial.

1918

Regresó a la Argentina. La familia se instala en Bánfield, un suburbio de Buenos Aires. El padre (de quien Julio no quiso nunca saber nada, abandona a su mujer y a sus dos hijos. Julio se cría con su madre, una tía, su abuela y su hermana Ofelia, un año menor que él).

Nunca hizo nada por nosotros, dirá de su padre. Enfermedades frecuentes, brazos rotos, asma, primeros amores. El cuento Los venenos es muy autobiográfico.

1923

Primeros ejercicios literarios. Mi primera novela la terminé a los nueve años, dirá. También escribe poemas. La familia sospecha que son plagiados, lo cual le provoca una gran desazón.

1928

Cursa estudios en la Escuela Normal de Profesores Mariano Acosta (cuya atmósfera recreará en el cuento La escuela de noche a la que califica de pésima, una de las peores escuelas imaginables. Rescata el nombre de dos profesores: Arturo Marasso y Vicente Fattone.

1932

Obtiene el título de Maestro Normal, que lo habilita para ejercer el magisterio. Ese mismo año intenta sin éxito viajar a Europa en un buque de carga, con un grupo de amigos (fracaso que podemos encontrar en Lugar llamado Kindberg ). Buenos Aires era una especie de castigo. Vivir allí era estar encarcelado declara años más tarde en una entrevista a Luis Harss.

1932

Se recibe de maestro normal en la Escuela Mariano Acosta. En una librería de Buenos Aires descubre el libro Opio, de Jean Cocteau, cuya lectura cambia por completo su visión de la literatura y le hace descubrir el surrealismo.

1935

Obtiene el título de Profesor Normal en Letras e ingresa en la Facultad de Filosofía y Letras. Aprueba el primer año, pero como en su casa había muy poco dinero y yo quería ayudar a mi madre abandona los estudios para iniciarse en el profesorado.

1937

Es designado profesor en el Colegio Nacional de una pequeña ciudad de la provincia de Buenos Aires, Bolívar. Lee infatigablemente y escribe cuentos que no publica.

1938

Publica su primera colección de poemas, Presencia con el seudónimo de Julio Denis. De ellos dirá que eran unos sonetos muy mallarmeanos y que el libro fue felizmente olvidado.

1939

En julio de ese año fue trasladado a la Escuela Normal de Chivilcoy.

1941

Con el seudónimo Julio Denis publica un artículo sobre Rimbaud en la revista Huella, que junto con la revista Canto fueron importantes vehículos de expresión para los jóvenes escritores.

1944

Se traslada a Cuyo, Mendoza, y en su Universidad imparte cursos de Literatura Francesa. Publica su primer cuento, Bruja, en la revista Correo Literario. Participa en manifestaciones de oposición al peronismo.

1945

Cuando Juan Domingo Perón gana las elecciones presidenciales presenta su renuncia. Preferí renunciar a mis cátedras antes de verme obligado a 'sacarme el saco' como les pasó a tantos colegas que optaron por seguir en sus puestos. Reúne un primer volumen de cuentos, La otra orilla. Regresa a Buenos Aires, donde comienza a trabajar en la Cámara Argentina del Libro.

1946

Publica el cuento Casa tomada en la revista Los Anales de Buenos Aires, dirigida por Jorge Luis Borges. Ese mismo año publica un trabajo sobre el poeta inglés John Keats, La urna griega en la poesía de John Keats en la Revista de Estudios Clásicos de la Universidad de Cuyo.

1947

Colabora en varias revistas, entre ellas en Realidad. Publica un importante trabajo teórico, Teoría del Túnel, y en la revista Los Anales de Buenos Aires aparece publicado su cuento Bestiario.

1948

Obtiene el título de traductor público de inglés y francés, tras cursar en apenas nueve meses estudios que normalmente insumen tres años. El esfuerzo le provoca síntomas neuróticos, uno de los cuales (la búsqueda de cucarachas en la comida) desaparece con la escritura de un cuento, Circe, que junto con Casa Tomada y Bestiario (aparecidos en Los anales de Buenos Aires) será incluido más adelante en Bestiario.

1949

Publica el poema dramático Los Reyes, primera obra firmada con su nombre real e ignorado por la crítica. Durante el verano escribe una primera novela, Divertimento, que de alguna manera prefigura Rayuela. Divertimento será publicada recién en 1986, después de su muerte. Colabora en revistas culturales de Buenos Aires (Cabalgata, Realidad y Sur)

1950

Escribe otra novela, El examen, rechazada por el asesor literario de Losada, Guillermo de Torre. Cortázar la presentará a un concurso convocado por la misma editorial, sin éxito. Esta novela también será editada tras la muerte del escritor, en 1986.

1951

Publica su primer libro de cuentos Bestiario, en la Editorial Sudamericana, donde ya figuran algunas de sus obras maestras en el género. Pero el libro - salvo para un puñado de lectores - pasa inadvertido. Obtiene una beca del gobierno francés y viaja a París, con la firme intención de establecerse allí. Comienza a trabajar como traductor en la UNESCO.

1952

Aparece el cuento Axolotl en Buenos Aires Literaria

1953

Se casa con Aurora Bernárdez, traductora argentina

1954

Viaja a Montevideo, año en que la UNESCO realiza allí su conferencia general, en calidad de traductor y revisor. Se aloja en el Hotel Cervantes (ya frecuentado por Jorge Luis Borges) en el que transcurre su cuento La puerta condenada. Anda por la ciudad, visita el barrio del Cerro, en el que ubicará a La Maga. Continúa trabajando como traductor independiente de la UNESCO. Sigue escribiendo lo que luego serán las Historias de cronopios y de famas, que había iniciado en el año 1951: Una noche, escuchando un concierto en el Thèatre des Champs Elysées, tuve bruscamente la noción de unos personajes que se llamarían cronopios, explicó años después. Buenos Aires Literaria publica Torito. Viaja a Italia, donde empieza a traducir los cuentos de Edgar Allan Poe.

1956

En México (Editorial Los Presentes) publica el libro de cuentos Final del juego, en el que aparece el cuento Los venenos, al que Cortázar considera autobiográfico. También lo es el que da título al volumen. Asimismo publica la traducción de Obras en prosa de Poe en la Universidad de Puerto Rico.

1959

Publica Las armas secretas (Editorial Sudamericana), que incluye el cuento largo El perseguidor. Este cuento supone un sesgo en la narrativa de Cortázar. Fue una iluminación. Terminé de leer ese artículo (que anunciaba la muerte de Charlie Parker) y al otro día o ese mismo día, no me acuerdo, empecé a escribir el cuento. Porque de inmediato sentí que el personaje era él (…) era lo que yo había estado buscando. Cortázar dice que allí aborda un problema de tipo existencial, de tipo humano, que luego se ampliará en Los Premios y sobre todo en Rayuela (Los nuestros, Luis Harss)

1960

Viaja a Estados Unidos (Washington y Nueva York) y publica la novela Los Premios (Editorial Sudamericana) escrita durante esa larga travesía en barco para entretenerme, dirá

1961

Realiza su primer visita a Cuba. Ella le mostrará el gran vacío político que había en mí, mi inutilidad política. Desde ese día traté de documentarme, traté de entender, de leer. Ese mismo año la editorial Fayard publica Los Premios, primera traducción de una obra de Cortázar.

1962

Publica Historias de cronopios y de famas, en la Editorial Minotauro, de Buenos Aires.

1963

Publica Rayuela (Editorial Sudamericana), de la que se vendieron 5.000 ejemplares en el primer año. Escribía largos pasajes de Rayuela sin tener la menor idea de dónde se iban a ubicar y a qué respondían en el fondo (…) Fue una especie de inventar en el mismo momento de escribir, sin adelantarme nunca a lo que yo podía ver en ese momento, dirá. (La fascinación de las palabras). Publica Una flor amarilla en la Revista de Occidente de Madrid y Descripción de un Combate en Eco contemporáneo. Ese mismo año participa como jurado en el Premio Casa de las Américas, en La Habana.

1965

La editorial Pantheon de Nueva York publica la traducción inglesa de Los Premios y Luchterhand, Berlín, Geschichten der Cronopien und Famen. Aparece Reunión en El Escarabajo de Oro de Buenos Aires e Instrucciones para John Howell en Marcha de Montevideo

1966

Publica el libro de cuentos Todos los fuegos el fuego (Sudamericana, Buenos Aires). En Nueva York, Pantheon publica la traducción al inglés de Rayuela y Gallimard la traducción francesa, de Laure Guille-Bataillon. En la revista Unión de La Habana aparece el artículo Para llegar a Lezama Lima. Decide asumir públicamente su compromiso con la lucha de liberación Latinoamericana.

1967

Aparece La vuelta al día en ochenta mundos, un volumen que reúne cuentos, crónicas, ensayos y poemas, con una diagramación extremadamente original concebida en gran parte por Julio Silva. El libro, según Cortázar, fue imaginado como un homenaje a Julio Verne pero de una manera muy indirecta.

1968

Publica en Buenos Aires (Editorial Sudamericana) la novela 62, Modelo para armar. La novela provoca un cierto desconcierto en la crítica. Cortázar había dicho que le gustaría llegar a escribir un relato capaz de mostrar cómo esas figuras constituyen una ruptura y un desmentido de la realidad individual, muchas veces sin que los personajes tengan la menor conciencia de ello. Ese mismo año publica en Buenos Aires, con fotografías de Sara Facio y Alicia D'Amico el libro Buenos Aires, Buenos Aires.

1968

Publica otro de sus libros almanaque, Último Round, donde se recogen ensayos, cuentos, poemas, crónicas, textos humorísticos. La edición (Siglo XXI, México) está imaginada como un edificio de dos plantas, alta y baja, y cuenta con profusas ilustraciones. El libro contiene (planta baja) una extensa carta de Cortázar a Roberto Fernández Retamar escrita en Saigón el 10 de mayo de 1967, publicada en la Revista de la Casa de las Américas. Esta carta se incorpora aquí a título de documento, puesto que razones de gorilato mayor impiden que la revista citada llegue al público latinoamericano. La carta estaba centrada en la situación del intelectual latinoamericano. Pantheon de Nueva York publica la traducción inglesa en Historias de cronopios y de famas y Einaudi (Torino, Italia) la de Rayuela.

1969

Último round.

1970

Viaja a Chile, invitado a la asunción del gobierno del presidente Salvador Allende, en compañía de su segunda esposa Ugné Karvelis. La Editorial Sudamericana publica el libro Relatos, en el que se incluye una selección de cuentos de Bestiario, Final del juego, Las armas secretas y Todos los fuegos el fuego.

1971

Publica Pameos y meopas (Barcelona, Ocnos), que incluye poemas escritos entre 1944 y 1958.

1972

Publica Prosa del observatorio (Barcelona, Lumen, con fotografías del propio Julio Cortázar y la colaboración de Antonio Gálvez).

1973

Aparece Libro de Manuel (Buenos Aires, Sudamericana), que obtiene en París el Premio Médicis. Cortázar viaja a Buenos Aires para presentar el libro. De paso visita Perú, Ecuador y Chile. La novela levanta una considerable polvareda: … si durante años he escrito textos vinculados con problemas latinoamericanos, a la vez que novelas y relatos en que esos problemas estaban ausentes o sólo asomaban tangencialmente, hoy y aquí las aguas se han juntado, pero su conciliación no ha tenido nada de fácil, como acaso lo muestre el confuso y atormentado itinerario de algún personaje, escribió en el Prólogo. En Barcelona (Tusquets) publica La casilla de los Morelli, cuya edición, prólogo y notas estuvieron a cargo de Julio Ortega.

1974

Aparece el libro de cuentos Octaedro (Sudamericana). En abril participa en una reunión del Tribunal Russell reunido en Roma para examinar la situación política en América Latina, en particular las violaciones de los derechos humanos.

1975

Viaja a Estados Unidos invitado por la Universidad de Oklahoma y a la ciudad de México para participar en la tercera sesión de la Comisión Internacional de Investigación de los crímenes de la Junta Militar de Chile. Allí dicta un ciclo de conferencias sobre literatura latinoamericana y sobre su propia obra. Los trabajos leídos en esa ocasión y dos textos suyos fueron reunidos en el volumen The Final Island: The Fiction of Julio Cortázar (1978), una primera valoración crítica de su obra en lengua inglesa. Publica Fantomas contra los vampiros multinacionales (México, Excelsior), una historieta. Publica Silvalandia (México, Cultural GDA), una serie de textos inspirados en cuadros de Julio Silva.

1976

Realiza una visita clandestina a la aldea de Solentiname, en Nicaragua. Publica Estrictamente no profesional. Humanario (Buenos Aires, La Azotea) a partir de fotografías de Alicia D'Amico y Sara Facio. Allí conoció de cerca el triunfo sandinista en Nicaragua, lo que se transformó en Nicaragua tan violentamente dulce en 1984.

1977

Aparece el libro de cuentos Alguien que anda por ahí (Madrid, Alfaguara), en el que se recoge el texto Apocalipsis en Solentiname.

1978

La editorial Pantheon publica en Nueva York la traducción inglesa de Libro de Manuel. Cortázar hace en él una advertencia al lector norteamericano: Este libro se completó en 1972. La Argentina estaba entonces bajo la dictadura del general Alejandro Lanusse, y ya entonces la intensificación de la violencia y la violación de los derechos humanos eran evidentes. Tales abusos han continuado y han sido incrementados bajo la junta militar del general Videla (…) las referencias a Argentina y otros países latinoamericanos son hoy tan válidas como lo fueron cuando se escribió este libro. Publica Territorios, textos relativos a la pintura (México, Siglo XXI ).

1979

Publica Un tal Lucas (Madrid, Alfaguara). En octubre visita Nicaragua y desde entonces se dedica a apoyar y servir a la Revolución Sandinista. Algunos de sus textos son utilizados en la campaña de alfabetización del país. Se separa de Ugné Karvelis, con la que sigue manteniendo una estrecha amistad. Viaja con Carol Dunlop, su tercera esposa, a Panamá donde conoce a Ormar Torrijos, gobernante panameño

1980

Publica el libro de cuentos Queremos tanto a Glenda (México, Nueva Imagen). Realiza una serie de conferencias en la Universidad de Berkeley, California.

1981

En uno de sus primeros decretos, el gobierno socialista de François Miterrand le otorga la nacionalidad francesa, el 24 de julio. Por motivos de salud tiene que ser internado en un hospital, es por esta época que le diagnostican leucemia. Tiene que suspender el proyecto de ir en diciembre a Cuba, Nicaragua y Puerto Rico.

1982

Publica un nuevo libro de cuentos, Deshoras (México, Nueva Imagen). En noviembre muere su esposa, Carol Dunlop.

1983

Aparece el libro Los autonautas de la cosmopista, escrito a cuatro manos con Carol Dunlop, en el que se narra un viaje de treinta y tres días entre París y Marsella a razón de dos párkings por día. Los derechos de autor de este último libro los destina al sandinismo nicaragüense. Viaja a La Habana para asistir a una reunión del Comité Permanente de Intelectuales por la Soberanía de los pueblos de Nuestra América. Entre el 30 de noviembre y el 4 de diciembre viaja a Buenos Aires, para visitar a su madre después de la caída de la dictadura y la asunción del gobierno por el presidente Raúl Alfonsín. Las autoridades ignoran su presencia, pero es calurosamente recibido por la gente, que lo reconoce en las calles. Se publica Nicaragua tan violentamente dulce (Managua, Editorial Nueva Nicaragua).

1984

Viaja a Nicaragua, recibe del ministro de Cultura nicaragüense, Ernesto Cardenal, la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío. El 12 de febrero Julio Cortázar muere de leucemia y es enterrado en el cementerio de Montparnasse, en la tumba donde yacía Carol Dunlop. En México (Editorial Nueva Imagen) aparece su libro de poemas Salvo el crepúsculo.

CONTACTO+SEDES | © Copyright 2000-2019 Fundación C.E.P. Todos los derechos reservados

Diseño + programación Oxlab